Blogia
doveandamio

EXCUSAS PARA UN VERMÚ

EXCUSAS PARA UN VERMÚ

Los sábados por la mañana, se pasea por la Maestranza el ex Teniente de Hermano Mayor D. Luis del Campo y Ardid, Marqués de Tosos. Como ya es ex, se puede ver la coincidencia entre su jeta y la del último cuadro en la galería de Hermanos Mayores. Ésta ha sido la 1ª excusa para ir un finde al Palacio de Don Lope y luego echar una birra.

Con tanto paseo de D. Luis, arriba y abajo, las guías no paran de recolectar nueva y noble información, por lo que las visitas se alaaaargan y es un placer. Por ejemplo, entre las últimas novedades maestrantes está el nombre que recibía el doble techo del zaguan: pitañar (vale Pietrovi, igual tú ya lo sabías pero a lo mejor el resto de los albañiles lo ignoraban y a mí también me gusta hacerme la chulica. Te dejo, no obstante, a ti la etimología). Los transeuntes sin casa podían cobijarse en este espacio. Una vez que habían subido se quitaba la escalera de mano y se ponía otra vez por la mañana para el descenso. Se supone que además del alojamiento en alto standing también les daban algo de pitanza. Dado que el único significado que he encontrado en la web para pitañar es el de prostíbulo, discutir su vero significado será mi 2ª excusa para la segunda birra, esta vez, por favor, con tapa.

Pero lo bueno de ir a la Maestranza cuando está D. Luis es ver la carita de siervo que se le pone a todo el mundo cuando le mira. Y hay que mirarlo porque siempre aparece, como quien no quiere la cosa, cuando la guía empieza a hablar de la antigua orden de caballería. Él hace su entrada una vez que todos sabemos que los maestrantes han tenido que demostrar: ser españoles, profesar la fe católica, probar la nobleza de sus cuatro primeros apellidos, acreditar una excelente conducta moral y no tener deudas. Las guías han optado por cederle la palabra una vez que ha conquistado el espacio. El marqués de Tosos habla despacio, en volumen y en velocidad. No hace esfuerzos. Todos los que asisten a la visita le miran arrobados, mola ver la sangre azul de cerca. Pero yo me quedo con la sensación de que el que más difruta es él, porque ¿para qué diantres quieres 4 apellidos nobles si luego no te miran? Y discutir quién se lo pasa mejor será mi 3ª excusa para la tercera caña. Por favor, ésta nos la tomamos comiendo porque al mediodía el alcohol me se sube rápido.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

MARQUESINA DE TUZSA Y TOSOS -

Última vez! lo juro por mis ancestros, que Luis sale de casa a la hora del aperitivo para comunicarse con pleveyos ignorantes. Los trapos sucios se lavan en casa. Y los lava el servicio, si capisce...

Pietrovi -

La única vez que he estado en la Maestranza (visita que recomiendo vivamente), ocurrió tal como lo cuentas. En un momento dado apareció el señor en cuestión, la guía se quedó en un segundo plano y el hombrecito empezó a contar batallitas, cual abuelo Cebolleta. Fue toda una delicia.
Lo de pitañar no lo sabía, y mucho me temo que se quedará sin etimología...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres