Blogia
doveandamio

LA PUERTA DE LA FELICIDAD

LA PUERTA DE LA FELICIDAD

Me encanta esa línea odalisca que no termina nunca. Ingres, precursor de Barbies, no dudo en añadir 3 vertebras a su modelo para que los ojos del espectador resbalen más tiempo por el tobogán de su cuerpo.

Su cabeza nos traslada inmediatamente a la Virgen de la silla de Rafael, me gusta la mirada fornarina de la Virgen, ese niño achuchado y achuchable. Cuantas veces, caros, me he enrollado una cortina en la cabeza y he abrazado a mi perro desafiando al espejo, aun así no he logrado el mismo efecto lo que demuestra que Rafael era un genio. Como el mammone, creo que con el calor es mejor subir contenidos morbosos al andamio, una vez terminada la Biblia y mientras Ruth encuentra el diccionario, vámonos al harén:

La palabra harén, de raíz árabe, sugiere, por un lado, la idea de santuario, ya que es un lugar inviolable, lo que hay dentro es lícito pero no lo que hay fuera. También se refiere a las mujeres que lo habitan, es el continente y el contenido. La palabra turca odalisca quiere decir "para el dormitorio", o sea el mueble más importante del harén.

En esta cárcel de oro se aísla sensorialmente a sus moradores. Todas las estancias se orientan al norte, como si fuese el estudio de un artista con la luz cenital. No hay sombras, no hay estaciones, lo que facilita vivir en otro espacio, en otro tiempo. Aunque las odaliscas aparezcan siempre desnudas en la historia del arte, en realidad iban muy tapadas por la falta de sol. También los sonidos quedaban fuera del recinto ensordecidos por las fuentes murales, junto a ellas hablaba el sultán para no ser oído, lo mismo que el agente 007.

La función del harén es asegurar la descendencia real, se trata de proteger la reproducción dinástica. Era necesario que hubiese muchos posibles sucesores por si acaso una enfermedad hacía estragos. Los niños eran cuidados directamente por sus madres, que se odiaban entre sí amigablemente. La relación más violenta se establecía entre la madre del sultán y la esposa del sultán. Algunos aspirantes a príncipes herederos eran estrangulados con una cinta de seda para evitar conspiraciones.

Solo había una puerta, llamada "de la felicidad", guardada por eunucos blancos. Cada noche, la elegida debía recoger el pañuelo que el sultán dejaba caer junto a ella. Dado que la ley musulmana prohíbe que sus mujeres se conviertan en esclavas, las odaliscas serán siempre extranjeras, es decir que ningún sultán será hijo de turca.

Y ahora que cada cual, mientras se hunde en la arena de Sodoma o de Ranillas, fantasee con su sultán o sus odaliscas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

BOBALISKA -

A ver si ya veis a Mammone, con el permiso de Ingres le he quitado las 3 costillas que le sobraban a la joven y así ocupa menos.

LA FELI -

Pero que bella es la palabra ODALISCA,¿pero por dónde anda la curva de la FELICIDAD?, ¿Se ha perdido?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

OBELISCA PORQUE SÍ -

Pues no es poco mamarracha la Odalisca esa. Donde esté una buena Obelisca...
Oye, ¿Y el Mammone, ande está?. Que me estáis cambiando tó y estoy perdidica perdida, copón.

ODALISCA A MI PESAR -

El declive de mis curvas anuncia tu irremediable final...


De mí se han dicho muchas cosas. Pocas tan precisas como ésta:

“Una Odalisca es una hurí celestial descendida a la tierra, una deidad entre simples mortales. Una presencia tan hermosa y sobrecogedora como intimidante. Un icono de la belleza consagrado a las armas automáticas. Una bella cortesana que ejerce de espada y escudo al mismo tiempo, con una sonrisa tan encantadora que podría fundir el hielo de un glaciar. Una sonrisa que no vacilará cuando elimine cualquier amenaza con tal gracia, elegancia y fluidez, que sus adversarios morirán con su nombre y el deseo de un beso en sus labios...”

Discurso de orientación para nuevas alumnas. Derya Özçelik, Directora de la Academia de Odaliscas Çember, Dar el Funduq, Bourak.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres