Blogia
doveandamio

Etimologías

Etimologías

Canguro

Cuando los primeros colonos llegaron a Australia, les llamó mucho la atención un animal que andaba dando grandes saltos.
Preguntaron por su nombre a los aborígenes con los que se iban encontrando y siempre les contestaban con la misma palabra "can guru", "can guru", por lo que los colonos empezaron a llamar a este curioso animal “canguro”. Lo que los colonos no sabían era lo que en realidad les estaban diciendo los sorprendidos aborígenes, que no era otra cosa que "no entiendo", "no entiendo".

El problema es que la palabra Yucatán, al parecer, también tiene la misma etimología, por lo que el asunto es, cuando menos, sospechoso. Aunque puede que ambas sean ciertas, sobre todo la de la famosa península mexicana, ya que en algún manuscrito de los primeros frailes españoles que arribaron a aquellas tierras, ya se hace mención de este omnipresente “no entiendo” “no entiendo”.

Si alguien arroja alguna luz sobre este asunto, será bien recibida.

 

Esnob (o snob)

La palabra proviene del acrónimo inglés "snob" y del latín "sine-nobilitate", que se aplicaba, en los siglos XVIII y XIX a aquellas personas que no poseían título nobiliario, pero sí riquezas, e imitaban el comportamiento de los nobles. Con esta denominación se les marcaba y rechazaba. También se decía de los estudiantes de los "colleges" que no eran nobles pero que querían ser igual que los hijos de los nobles. Todos ellos recibían igualmente el apelativo de snobs.

En España, hoy en día, tal como dice la RAE, se aplica a todo aquel que imita con afectación las maneras y opiniones de aquellos a quienes considera distinguidos.

 

Ostracismo

Procede de la palabra griega ostrakon (oστρακoν) que significa cáscara o caparazón (de huevo, tortuga, ostra). En concreto hace referencia al trozo de terracota en forma de concha donde se escribía el nombre de aquellos ciudadanos de la antigua Grecia que serían desterrados después de una votación especial que se solía celebrar una vez al año

La idea consistía en que cada ciudadano cogía un trozo de cerámica y, si lo consideraba oportuno, apuntaba en él el nombre de cualquier otro ciudadano. Después se contaban los nombres y los que aparecían más veces eran expulsados de la ciudad durante 10 años, es decir se les condenaba al ostracismo. De esta curiosa manera, Atenas creía defenderse de los enemigos de la democracia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

esnobita -

Uf,¿Ostracismo? ¿A quién?, can guru, can guru
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres